Cuida tu piel

Prepara tu piel para el Verano

Se acerca el verano y después de un largo inviern a cubierto tenemos que tener cuidado con las primeras exposiciones solares.

Seguir unos simples consejos nos permitirán tener una piel lista para disfrutar del sol:

  • 1. Alimentación: La alimentación juega un papel fundamental a la hora de lucir un bronceado bonito en verano, sin embargo, no existen alimentos mágicos. Una buena dieta basada en la ingesta de cinco raciones diarias de frutas y verduras nos ayudará a preparar nuestra piel. En la época pre estival, es recomendable aumentar el consumo de aquellas ricas en licopeno, betacaroteno y Vitamina C como son el tomate, la sandía, la zanahoria, la calabaza, los vegetales de hoja de verde, los cítricos y otras frutas como el albaricoque, las cerezas, el melón o el melocotón.Este tipo de alimentos estimula la síntesis de melanina y ayudan a adquirir un mejor bronceado, más parejo y uniforme. Y por último, no te olvides de las vitaminas y los antioxidantes que son más que importantes no sólo para prepararte para el verano sino también para tu vida todo el año.
  • 2. Exfoliación: La exfoliación es necesaria para elimina impurezas y células muertas que se depositan en la superficie de la piel sobre todo en el invierno cuando, debido a que va tapada, tendemos a descuidarla un poco. La importancia de la exfoliación reside en deshacernos de las células muertas y así dejar espacio para la piel nueva. Para realizarla se pueden utilizar guantes exfoliantes que también reactivan tanto la circulación de la sangre como la renovación celular, toallitas exfoliantes, o directamente comprar una crema o incluso prepararla tú.
  • 3. Hidratación: Siempre es imprescindible, sin embargo después de la exfoliación, es un momento perfecto debido a que la piel se mostrará más receptiva y aceptará una hidratación en profundidad. Lo importante es hidratar la dermis en profundidad. Como decíamos con los poros ya abiertos, la piel recibe mejor los beneficios de una hidratación. Siempre es importante elegir una loción hidratante que sea adecuada para cada tipo de piel, diferenciando entre cuerpo y rostro. Una piel bien hidratada podrá hacer frente a los efectos nocivos del sol y obtener un bronceado atractivo y saludable.
  • 4. Protección solar: Los expertos en belleza y salud recomiendan preparar la piel antes de exponerla a los rayos UV con un acercamiento gradual a los mismos. Para ello, añade algunos minutos de sol a tu rutina diaria, pero cuidado, sin abusar. Hazlo poco a poco y evita las cremas bronceadoras y los maquillajes porque lo único que logran es algo temporal y a la vez, tapan los poros y quitan brillo a tu piel. Además empieza utilizando cremas con factor solar alto y poco a poco vete aplicando un factor más bajo cada vez. Comienza con uno alto y ve cambiando cada quince días, por ejemplo. Es importantísimo evitar las quemaduras solares para mantener una piel sana, llena de vida y joven.